Pantallas azules de Windows, cuando algo va mal

Los temidos pantallazos azules son la máscara que Windows se pone para decirnos que algo va mal. Aparentemente incomprensibles, estos mensajes contienen información útil para resolver los conflictos de hardware y software que aquejan al sistema.

Anatomía de un pantallazo azul

Leer los pantallazos azules sólo es posible si el sistema no se reinicia automáticamente tras un error, para evitarlo, necesitas desactivar el reinicio automático.

Ve a Panel de Control > Sistema > Opciones avanzadas y haz clic en el botón Configuración del apartado Inicio y
recuperación. Desmarca la casilla Reiniciar automáticamente y acepta.

Los pantallazos azules tienen siempre la misma estructura: se notifica la ocurrencia de un problema, el archivo implicado, el mensaje de error o parada y, tras algunas recomendaciones genéricas, se muestra cierta información técnica difícil de descifrar.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *