Las dietas de moda tienen mala reputación, pero no todas son trucos poco fiables.